Alimentación Consciente


El Arte de comer despacio, de poner todos nuestros sentidos al ingerir alimentos, es un hábito de la vida cotidiana, experimentado por la mayoría de las personas de un modo diferente.

Puede generar resultados como, por ejemplo, un mayor nivel de vitalidad, bienestar y salud o el desarrollo de enfermedades por la ejercitación de hábitos poco saludables de vida, tales como la diabetes, hipertensión, problemas cardiacos, obesidad mórbida, anorexia o bulimia, entre otros.

Decido comer aquello que considero ‘rico’ porque estimula mi paladar; decido comer lo que considero ‘bueno’ para mi salud y bienestar; decido comer aquello que no daña a otros seres vivos, etc. O simplemente no decido y genero un acto automático en mi alimentación.

Realizar una práctica, no te restrinjas en tu alimentación, tan sólo presta atención a cuáles son las emociones que te llevan a regular tu alimentación, a las sensaciones, a qué olores capta tu sentido del olfato y qué sabores estás degustando, observa las sensaciones de tu cuerpo y tu bienestar físico y energético con cada alimento que consumes.

Come aquellos que según tu auto-exploración sientes que te hacen bien y más disfrutas, supliendo los negativos (reemplazando, por ejemplo, los chocolates altamente refinados por dátiles naturales).

Recuerda : SOMOS LO QUE COMEMOS


Dejar un comentario


Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados